miércoles, 21 de abril de 2010

LA ECONOMIA Y SU CAMPO DE ESTUDIO


Si se cree en el viejo refrán que dice: “no siempre se puede tener lo que se quiere”, entonces se sabrá lo que significa enfrentarse a un problema económico. De hecho la razón por la cual los individuos como nación y todas las naciones del mundo se enfrentan con problemas económicos es que es imposible tener todo lo que se quiere. En cualquier momento siempre existe un enfrentamiento con problemas económicos. Pueden ser tan triviales como decidir ir al cine o estudiar para ir a un examen de economía o tan significantes como escoger una carrera y donde vivir. Problemas económicos tiene que ver con la decisión de cuánto pagar por una casa o el comprar un nuevo automóvil. A nivel nacional los legisladores que establecen las políticas económicas enfrentan problemas como: si aumenta el desempleo o si incrementa el nivel general de precios. A nivel empresarial a los gerentes les toca enfrentar problemas como: disminución de la producción, cambio en las necesidades de los clientes, aumento en los costos, entre otros.

El estudio de la economía y de la forma economista de pensar da poder; el poder de llegar a conclusiones correctas acerca de lo que está pasando en el mundo. Cualquiera puede claro está vivir sin el poder del análisis económico como parte de una base analítica. De hecho la mayoría de las personas lo hacen. Pero los economistas creen que el análisis de la economía puede ayudar a mejorar las decisiones sobre sus carreras, educación, financiar su casa y otras áreas importantes. En el mundo de los negocios el poder del análisis económico ayuda a incrementar la competitividad como dueños de un negocio o como empleados.

DEFINIENDO LA ECONOMÍA

La economía forma parte de las ciencias sociales, y estudia cómo toman las decisiones las personas para satisfacer sus necesidades, es decir, es el estudio del comportamiento humano con respecto al proceso de toma de decisiones para satisfacer sus necesidades, con la limitante de que poseen recursos que por naturaleza son escasos.

La economía también es entendida como la ciencia de la escasez y de la elección. Quiere decir que cada vez que un individuo, una empresa, una nación se enfrenta a un conjunto de alternativas se tendrá que tomar una decisión y el estudio de la economía ayuda a comprender como se toman esas decisiones. Por ejemplo de alguna manera se tendrá que tomar una decisión de cómo gastar el ingreso limitado. Se tendrá que escoger como usar un tiempo limitado. Se tendrá que decidir cuánto de los fondos limitados de una empresa se pueden gastar en publicidad y cuánto se pueden destinar a la investigación de nuevos productos. En el ámbito de la economía se verán situaciones en las cuales los individuos pueden escoger cómo y cuándo hacer cosas y con quién hacerlas. El propósito final de la economía es entender las alternativas, tomando en cuenta que la decisión por una de ellas en particular genera un costo de oportunidad que debe considerarse a la hora de la toma de esas decisiones.

El costo de oportunidad de una elección implica el beneficio al cual de renuncia cuando elegimos una alternativa y no otra, es decir, es el costo de elegir. Este costo no necesariamente implica desembolsos de dinero o de cualquier recurso material, pero está inmerso en cualquier actividad económica (producción y consumo) y el error más grande que se comete es no considerarlos en el análisis costo-beneficio. Por ejemplo a la hora de tomar la decisión de invertir un dinero en una actividad de producción de un bien “X”, no solo deben considerarse en el análisis los costos explícitos de producir el bien (materia prima, mano de obra, entre otros), sino que también deben considerarse como un costo los beneficios que se dejaron de percibir por no destinar el dinero a otra alternativa posible, como por ejemplo, invertirlo en el mercado de capitales. Eso implica que es probable que no tomemos la decisión más conveniente.


LA ECONOMIA Y SUS DIFERENTES TIPOS DE ANÁLISIS.

Típicamente la economía se divide en cuatro tipos de análisis: microeconomía y macroeconomía, economía positiva y normativa.

La microeconomía Es la parte del análisis económico que estudia el proceso de decisión tomada por individuos (familias) y empresas, mientras que la macroeconomía es la parte del análisis económico que estudia el comportamiento de la economía tomada como un todo o conjunto.

El análisis microeconómico, por ejemplo, concierne a los efectos producidos por los cambios en el precio de la gasolina en relación a otras fuentes de energía. Examina los efectos de nuevos impuestos sobre un producto específico o industria específica .El alza de los salarios por una huelga sindical efectiva también sería analizada usando las herramientas de la microeconomía.

Cuestiones relacionadas a la tasa de inflación, al nivel de desempleo del país, al crecimiento en la producción agregada (PIB), le concierne al análisis macroeconómico. En otras palabras la macroeconomía trata de totales.

Sin embargo, se deberá estar enterado de la combinación entre la macroeconomía y la microeconomía en la teoría económica moderna. Esto se hace así porque aunque en el análisis de la macroeconomía se examinan los totales, esos totales se toman de individuos y empresas.

Por otro lado la economía es una ciencia social que usa el análisis positivo, un término científico relacionado con una indagación con ausencia de valores tendenciosos. No entran los juicios subjetivos o morales en el análisis. Por ejemplo, si el precio de la gasolina sube en relación a todos los otros precios, entonces la cantidad de lo que las personas van a comprar bajará. Esa es una afirmación económica positiva. Es una afirmación de lo que es. No es una afirmación de juicios de valores de nadie o sentimientos sujetivos. Las ciencias puras como la física y la química son consideradas libres de juicios de valor. Después de todo, ¿cómo es posible que el juicio de valor de alguien entre en la teoría del comportamiento molecular? Pero los economistas se enfrentan a problemas diferentes. Ellos tratan con el comportamiento de individuos no de moléculas. Así que es mucho más difícil mantenerse libres de juicios de valor o economía positiva sin tener a nuestros sentimientos como referencia.

Cuando los valores de las personas entran en el análisis, se está entrando a la esfera de la economía normativa. Una afirmación económica positiva sería: “si el precio de la gasolina sube las personas comprarán menos. Si a ese análisis se le añade la afirmación de que “por tanto no se deberían permitir que los precios suban”, entonces se habrá entrado en la esfera de la economía normativa; se ha expresado un juicio de valor.

El mundo con juicios de valor es un mundo donde las preferencias individuales están en juego. Todas las personas tienen el deseo de diferentes cosas. Eso quiere decir que todas las personas tienen diferentes valores. Cuando se expresa un juicio de valor se está afirmando justamente lo que se prefiere, lo que gusta o lo que se desea. Como los valores individuales son muy diversos, se espera y claro se observa a las personas expresar diferentes juicios de valor de cómo debería ser el mundo.


Referencias bibliográficas:

Mochón, Francisco: Economía. Editorial Mc Graw Hill.
Toro Hardy, José: Teoría Económica.
Paul Samuelsón : Economía. Editorial Mc Graw Hill.
Robert Frank. Microeconomía y Conducta. Mc Graw Hill.
Schiller. Principios de Economía. Mc Graw Hill.

2 comentarios: